Ciberseguridad: ¿A qué retos se enfrentarán las empresas en 2022?, Hals Intelligence

0
31

Con la llegada del nuevo año, las previsiones de ciberamenazas siguen centradas en el constante desarrollo del ransomware, además con los sistemas 5G, los dispositivos inteligentes omnipresentes y la adopción del IoT, los delincuentes tienen la capacidad de lanzar ataques caracterizados por su rápida propagación y, en los cuales, su objetivo principal es la tecnología operativa de las empresas.

Para este 2022 el reto en materia de ciberseguridad será más grande ante el jugoso negocio que ha representado para los cibercriminales los virus como el ransomware y otros métodos de hackeo para las empresas, por ello, es importante informarnos en lo que nos espera para este nuevo año.

Ransomware, el popular ataque

Se convirtió en uno de los ataques más populares en donde los ciberdelincuentes obtienen una gran cantidad de dinero, por lo cual, cada día van perfeccionando más sus ataques para obtener mejores resultados. Es crucial que las empresas cuenten con una gran ciberseguridad para mantener a salvo toda la información relevante, continuando con una monitorización constante y una implementación de soluciones para los diferentes ataques.

Nuevos ciberataques

El 2022 viene con muchos retos para la ciberseguridad porque continúan los ataques de los cibercriminales y cada vez van mejorando y creando nuevas formas de obtener información valiosa de las víctimas y en el menor tiempo posible. Las empresas seguirán siendo uno de los más afectados, además, de los clientes y empleados que podrán ser atacados a través de sus dispositivos móviles.

Vuelven las Fake News y las campañas de desinformación

A lo largo de 2021, se difundió información errónea sobre la pandemia de la COVID-19 y la correspondiente vacunación. En 2022, los grupos de ciberdelincuentes seguirán aprovechando las campañas de noticias falsas para ejecutar diversos ataques de phishing y estafas.

Los ciberataques a la cadena de suministro siguen aumentando

Los ataques a la cadena de suministro serán cada vez más comunes y los gobiernos comenzarán a legislar para hacer frente a estas amenazas y proteger las redes, así como a colaborar con los sectores privados y otros países para identificar y atacar a más grupos de amenaza a nivel mundial.

La “guerra fría” cibernética se intensifica

La mejora de las infraestructuras y de las capacidades tecnológicas permitirán a los grupos terroristas y a los activistas políticos impulsar sus programas y llevar a cabo ataques más sofisticados y de mayor alcance. Los ciberataques se utilizarán cada vez más como conflictos indirectos para desestabilizar actividades a nivel mundial.

Las filtraciones de datos son de mayor escala y más costosas

Las filtraciones de datos se producirán con mayor frecuencia y a mayor escala y su recuperación costará más a las empresas y a los gobiernos. En mayo de 2021, el gigante estadounidense de los seguros pagó 40 millones de dólares en rescates a los ciberdelincuentes. Esto fue un récord, y es de esperar que los rescates exigidos por los atacantes aumenten en 2022.

La criptodivisa gana popularidad entre los ciberdelincuentes

Cuando el dinero se convierta en puro software, la ciberseguridad necesaria para protegerse de los atacantes que roban y manipulan bitcoins y altcoins cambiará de forma inesperada.

Dispositivos móviles en el punto de mira

A medida que los monederos móviles y las plataformas de pago por móvil se utilicen con más frecuencia, los ciberdelincuentes evolucionarán y adaptarán sus técnicas para explotar la creciente dependencia de los dispositivos móviles.

La tecnología deepfake se convierte en un arma para los ataques

Las técnicas de video o audio falsos son ahora lo suficientemente avanzadas como para ser un arma y utilizarse para crear contenido dirigido a manipular opiniones, cotizaciones bursátiles o para obtener permisos y acceder a datos sensibles.

Machine Learning e Inteligencia Artificial

La tecnología es una gran ayuda, pero algunas veces puede ser el peor enemigo para muchas empresas porque gracias a sus constantes actualizaciones es más difícil poder detener cualquier tipo de ataque. Por esto las organizaciones deberán contar con un monitoreo constante y mejorar la seguridad de su red, ya que los ciberdelincuentes continuarán perfeccionando sus técnicas y aumentando las formas de ataques.

El eslabón más débil

El factor humano sigue siendo la parte más vulnerable para los ciberataques, muchas personas no se encuentran actualizadas de las técnicas que se utilizan para poder acceder a su información o a la de la empresa en la que trabajan, convirtiéndolos en el punto más fácil de acceso para cometer estos crímenes. Es fundamental mantener a los empleados y clientes actualizados de los temas de ciberseguridad para así tener un mayor control de los trabajos remotos y evitar que se filtre algún ciberdelincuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here