Oaxaca y Campeche reportan la peor inflación en junio: Inegi

0
62

La inflación en México continúa acelerándose y volvió a registrar un alza en la primera quincena de junio, la cual reportó una variación anual de 7.88%, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el Banco Mundial, “los hogares de bajos y medianos ingresos tienden a ser más vulnerables a una inflación elevada que los hogares más ricos”, por lo que, en el caso de nuestro país, la situación es alarmante, pues se considera que el 43.9% de la población vive en uno de los estratos pobres.

Oaxaca y Campeche con la peor inflación

Datos de Inegi alertan que Oaxaca, con 10.2%, tiene la peor inflación en el año seguida por Campeche, Morelos, Zacatecas, Chiapas, Durango y Chihuahua, todas con un porcentaje superior al nueve.

Las entidades que reportaron la menor inflación fueron Querétaro (6.5%), la Ciudad de México (6.5%), Baja California Sur (6.7%) y el Estado de México (6.9%).

Mayor crisis

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) explica que mientras que la inflación oficial al cierre de junio fue de 7.99%, para el caso de las personas en pobreza llegó prácticamente al 10%, una diferencia de dos dígitos. Esto se debe a que los hogares con menores ingresos “distribuyen sus gastos de manera distinta a como lo hace los que más tienen”, explica el análisis del IMCO, que luego precisa que mientras el decil con más recursos sólo destina el 28% de sus ingresos en alimentos y bebidas, los más pobres erogan casi el doble, es decir, más de la mitad delo que perciben.

Brenda Flores, investigadora de México, ¿Cómo Vamos?, explicó que “casi cuatro de cada diez se encuentran en pobreza laboral, es decir, su ingreso laboral es insuficiente para comprar la canasta básica alimentaria para todos los miembros del hogar”. La Cepal ya advirtió que, por estas condiciones, la pobreza en el país crecerá 2.3% equivalente a 2.5 millones de personas.

Aumento de precio en alimentos

El problema principal para los ciudadanos en pobreza está en el alza continua de los precios de los insumos básicos para alimentarse, es decir, deben pagar cada vez más para poder comer, lo que deja ver la severidad de la crisis vigente.

Conforme al Índice de Precios al Consumidor, alimentos como los cereales, los lácteos, la carne y no pocas verduras y frutas han presentado aumentos significativos, lo que limita tanto su adquisición como su oferta.

De hecho, al cierre de mayo, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), los alimentos en conjunto alcanzaron un 13.2% de aumento, muy por encima de crecimiento de los salarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here